El mortero autopropulsado 2S23 Nona-SVK fue diseñado para neutralizar baterías artilleras y de morteros, lanzamisiles y blancos blindados, destruir medios de fuego, efectivos y puntos de mando enemigos, iluminar el terreno y extender cortinas de humo.